Blog - Contenido

¿Qué es la L-Carnitina? ¿Cómo y cuándo se toma?

La L-carnitina es una amina sintetizada en el hígado, riñones y cerebro a partir de dos aminoácidos esenciales como son la lisina y la metionina y que se ocupa de transportar nuestros ácidos grasos hacia las mitocondrias con el fin de producir energía.

La L-Carnitina es un transportador de los ácidos grasos (lípidos) a la mitocondria, encargada de la producción de la energía de la célula, pero también es el lugar donde estos ácidos grasos son convertidos en energía.

Se aconseja tomar L-carnitine de Sientific Body 30 minutos antes de comenzar el entrenamiento. Si vas a tomar L-carnitine líquida (Lipo therm) empieza unos 15 minutos antes de comenzar una rutina de ejercicios y termina la bebida durante la sesión.

La L-carnitine de Scientific Body favorece una producción de energía más eficiente a partir de las reservas de grasa del cuerpo, lo que reduce el cansancio y eleva la eficacia del entrenamiento de tonificación. El uso de la L-carnitina como suplemento alimenticio refuerza además la regeneración.

Fuentes naturales de carnitina:

Los alimentos ricos en carnitina son las carnes rojas principalmente, aves, pescados y productos lácteos.

Para poder asegurar que la L-Carnitina desarrolla el trabajo que nos interesa (el transporte y posterior combustión de la grasa) es esencial realizar una actividad física con la intensidad y la duración adecuada que ayude a la movilización de los ácidos grasos, de lo contrario, la L-Carnitina no realizaría la función que nos interesa.

Es por este motivo que la recomendación más habitual con finalidad “quema grasa” es combinar la L-Carnitina con la realización de “actividad física aeróbica”. Básicamente el objetivo es recomendar “una actividad que tenga una demanda de energía suficientemente elevada como para que el metabolismo estimule la movilización de los ácidos grasos del tejido adiposo y así poderlos emplear como fuente de energía (gracias a la acción posterior de la L-Carnitina)”.

La L-Carnitina puede ser una gran ayuda para favorecer la oxidación de la grasa (popularmente llamada quema de grasa) siempre que la combinemos con una actividad física de intensidad alta a moderada y una duración de al menos 40 minutos que sugiera una alta demanda de quema calórica.

Victor Droguett

Deja una respuesta